Reseña crítica del libro: Silverville de Victoria Álvarez

Hoy os voy a hablar de un Western Silverville de Victoria Álvarez. Va de dos mujeres enfrentadas entre sí, pero, más que nada, de una de ellas que va buscando venganza, muerte, dolor y destrucción, y para ello usará todo cuanto tiene a mano Su objetivo es el pueblo de Silverville y la novela es, por supuesto como ya os he dicho, Silverville de Victoria Álvarez Bueno.

Sinopsis de Silverville de Victoria Álvarez

«Dicen que a la hora de vengarse el más débil puede ser el más feroz; y en Silverville, Colorado, una venganza está a punto de fulminar todos sus sueños de plata Cuando en 1872 Grace Mallory se instala en la antigua mansión de su familia política, los rumores no tardan en circular por el pueblo ¿Una dama viviendo sola en un caserón deshabitado? ¿Por qué no la ha acompañado John, el heredero de la compañía minera con el que contrajo matrimonio lejos de allí? ¿Qué pretende ahora al mudarse a la zona? A sus veintidós años, Ruby Lawrence ha experimentado de sobra la sensación de ser subestimada por su condición de mujer Por eso no le sorprende que nadie tome en serio su desconfianza por la recién llegada

No obstante, sus familiares deberían hacerlo Al fin y al cabo, fueron ellos quienes asesinaron al padre de John Mientras la paz de Silverville se resquebraja, Grace y Ruby se sumen en un intrincado juego donde el sacrificio de cualquier peón merecerá la pena con tal de ganar la partida y donde sólo quedará una certeza: el mundo es un escenario y los hombres y mujeres, meros actores»

Crítica del libro Silverville

En la novela SIlverville de VIctoria Álvarez intervienen un montón de personajes, aunque los principales o los más interesantes y complejos suelen ser Grace y Rubi También tenemos, por ejemplo, el dueño de la mina Sullivan, antes llamada Mallory-Sullivan; está el sheriff, el reverendo, el banquero, que es el marido de Ruby; están las muchachitas del burdel con su madame, a las que grace pronto intenta aproximarse; están las mujeres del Comité de Decencia, que son el némesis de las prostitutas de Silverville, y también están yo que sé, más familias. hay bandidos, hay indios, hay asaltos a diligencias, minas; y todos estos personajes se mueven ya sea por amor, por soberbia, por orgullo, por avaricia, lujuria o deseos de venganza, odio.

Las pasiones más bajas y más violentas del ser humano se dan la mano en esta novela llamada Silverville .

Cada uno de estos personajes aporta su granito de arena mientras los secretos se van destapando y la gente va cayendo como moscas, ya sean inocentes o no, da para un cocido muy sabroso que, como lectora, te hace disfrutar mucho.

Con que personajes me quedo

Para mí, sin duda, el personaje más interesante ha sido Ruby, la pelirroja Ruby está casada con el banquero y es la hija de del dueño de la mina de plata, o sea, es de las familia más ricas de Silverville, cuando no la más rica Ruby tiene una hija pequeña llamada Verity, y se dice que es la viva imagen de su madre.

Además, es una joven que es el modelo de a seguir de decencia, de elegancia, de humildad básicamente, una mujer a la que todo el mundo admira. Ya ha llegado un momento en que a ella también le fastidia, porque dice que «La miran tan bien que podría estrangular a alguien a plena luz del día en mitad de la calle principal de Silverville y, como lo ha hecho ella, la gente pensaría que ha habido un buen motivo y que en realidad era una buena acción».  Algo bastante interesante que da que pensar.

Lo más interesante de Ruby no es sólo que sea una mujer perfecta de la época, sino que también tiene unas inseguridades, un rollo raro ahí en la cabeza, en plan: no soporta la cercanía de su marido, no soporta acostarse con él, se siente un poco alienada de su condición de madre y esposa y, a la vez, tiene un grandísimo sentimiento de culpa por no ser tan buena como ella quisiera, por no ser como su madre o ser como todo Silverville la ve a ella. Tiene, como se dice, el síndrome del impostor.

Luego está Grace, la protagonista de esta novela: Una mujer con el pelo negro y los ojos grises, súper guapa, voluptuosa, que encima es encantadora, sabe encandilar al que sea, sabe exactamente lo que quiere todo el mundo y cómo manejarlos como una titiritera Encima es rica Grace es una mujer muy interesante porque oculta muchos secretos; es una mujer que ya ha llegado un punto es que está tan cegada por su deseo de venganza que está dispuesta a volarse ella misma la tapa de los sesos si con eso consigue su propósito Es una mujer que ha entrado en modo kamikaze total.

Mi problema con Grace es que, a ver, a mí me gusta, pero me gusta más Ruby porque Ruby es más imperfecta, más humana, más creíble Grace, Grace simplemente es demasiado perfecta. A Grace hay cosas que le salen mal, cosas que no esperaba, pero es que incluso cuando le salen mal, le salen bien.

En plan, se mete en un problema súper gordo y enseguida aparece alguien súper fiel a ella que la saca de los marrones, o ella encandila a la persona que la está metiendo en apuros y pasa a convertirse en otro esbirro más de ella, ss que mientras que a todo el mundo se le está poniendo la vida patas arriba en Silverville gracias a ella, a ella no le sale nada mal.

Entonces me pasé la mitad de la novela deseando que a Grace algo se le fuera tanto de las manos que todo el plan amenazara con venírsele abajo, porque llega un momento en que te aburre que a un personaje le salgan tan bien las cosas, no como al resto.

Quizás la autora hizo esto porque quería que tú también te vieras imbuida del deseo de venganza y de la ira asesina homicida y que acabaras, no sé, odiando a Grace, pero es que no tengo la sensación de que la autora quisiera que odiáramos a Grace, porque ésta es simplemente demasiado perfecta, a mí lo que me interesaba, por ejemplo, era Ruby. Me interesaba el sheriff, que era un hombre que a lo primero decías «Joder qué lástima de hombre, qué buenazo», y luego descubres cosas de él que dices «Hijo de la gran puta, y ahora qué hago, ¿me caes bien o me caes mal?» y eso es lo más interesante de Silverville: que hay personajes que hacen cosas terribles, pero te siguen interesando porque están en una especie de zona moral gris.

Pero Grace cada vez iba tirando más para el negro, más para el negro y, aún así, la trama seguía trabajando a su favor Entonces, bueno, no es tanto como un Conde de Montecristo, no es tanto como una tragedia shakespeariana, es más como una especie de ‘Breaking Bad’ pero sin tantos marrones para el protagonista.

Mi opinión del libro Silverville

Con todo y eso, es mi opinión de Silverville de Victoria Álvarez y, por supuesto, si no estáis de acuerdo, yo lo voy a entender De hecho, he estado buscando reseñas en internet así por encimita para ver si alguien más coincidía en lo mismo, pero no: todas las reseñas son abrumadoramente positivas, entonces lamento ser yo la rancia que esté sacándole peros a esta novela, una novela que, por cierto, yo he disfrutado como una enana, ya os lo he dicho. Pero tengo que decir esto porque pienso que forma parte de mi respeto hacia la autora y hacia vosotros el decir la verdad, lo que pienso.

En cuanto a la ambientación, es una ambientación clásica de Western: en tierras áridas, un pueblecito no muy grande que se nutre de la industria de la plata y la minería, con gente con actitudes propias de la época, mujeres muy de la casa, muy puritanas; luego están las prostitutas, luego están los maridos que van fluctuando entre las mujeres y las prostitutas.

El doble estándar, la doble moral, la hipocresía Bueno, las cosas de la época Victoria Álvarez en SIlverville ha hecho una pedazo de investigación, se ha estado leyendo un montón de libros sobre las mujeres en el lejano Oeste, sobre hechos históricos de Denver y Colorado, también se ha mirado referencias de vestuarios…

O sea, la mujer lo ha hecho bien, y mi opinión de silverville es muy buena en genera, la ambientación está muy chula y la atención no baja, es un libro que fácilmente te puedes tirar hasta las 3 de la mañana leyéndolo, porque no quieres parar.

A mí con esta novela me ha pasado una cosa que no me pasaba desde hace siglos y es que, conforme me levantaba por la mañana, decía: «Me encantaría leerme aunque fuera un capítulo más de Silverville, pero tengo que trabajar», y eso es algo muy valioso y que yo le agradezco en el alma a Victoria Álvarez que me lo haya hecho pasar tan bien.

El problema viene con el final y aquí os aviso: va a haber SPOILERS.

Spoilers

El final de SILVERVILLE En la presentación, la autora explicó que había escrito dos finales: uno malo y otro peor Al final decidió ir con el malo porque el peor les pareció a todas una locura.

Me parece que el final es injusto. A ver, la vida no es justa, las cosas no acaban como una quisiera y los libros también, en cierto modo, no tienen que acabar siempre en plan «los malos pierden y son castigados y mueren entre terribles sufrimientos y los buenos salvan el día y viven felices para siempre»; no estoy pidiendo eso. El problema es que llega cierto momento en que los personajes empiezan a actuar de una forma que resulta extraña y completamente ajena a cómo llevan actuando todo el resto de la novela.

Cada personaje en Silverville tiene una especie de motivo, de fuerza motriz que es la que lo impulsa, la que hace que les rueden los engranajes, ¿vale? Esa fuerza es la que los mueve, su razón de ser

En este caso, mi personaje favorito del libro Silverville, Ruby estaba dispuesta a lo que fuera por tal de proteger a su familia, ¿vale? Sabéis que hay spoilers, ¿no? Vale, pues al final de la novela, gracias al efecto dominó mortal que ha puesto en marcha Grace, y Ruby, en ese momento, A ver, si eso fuera lo único que ha caracterizado a Ruby, el querer proteger a su familia, yo entendería que Ruby acabe como acaba (que luego os voy a contar).

Es problema es que, a lo largo de la novela, la naturaleza de Ruby toma otra dirección Ruby de repente empieza a escuchar su propia voz y su propia identidad y su propia razón de ser, y es que, aparte de su familia, Ruby empieza a encontrarse a sí misma.

De repente ya no es una madre, una esposa, una No-sé-qué de Tal; empieza a ser ella misma, se da cuenta de un montón de talentos que tiene, de que en realidad es muy buena detective, de que es muy suspicaz, de que tiene una fuerza de voluntad inagotable, y de que algo que todavía la impulsa más que el proteger a su familia, a esta altura del libro Silverville, es pararle los pies a Grace.

Entonces Ruby llega un momento en que se ciega y su único objetivo a estas alturas, aparte de proteger a su hija, es vencer, derrotar a Grace Entonces, si te has dado cuenta de que los tejemanejes de Grace, directa o indirectamente, han acabado con tu familia, han acabado con tu casa, han acabado con la mitad del pueblo en el que has crecido toda la vida, ¿tú qué haces, Ruby?

Tú pillas, te levantas, entras en estado de shock si quieres, pero te quitas las cenizas de encima, le bajas los ojos a tu padre y vas en busca de Grace a partirle las piernas y reventarle la cabeza con un martillo, porque Ruby se ha convertido en esa clase de persona Por lo menos ésa es la interpretación que yo saqué como lectora Pues no, no es eso lo que ocurre en el libro

No tenemos un gran enfrentamiento entre las dos principales mujeres, cada una heredera de una mitad de la mina; la novela no se resuelve con un gran enfrentamiento al alba a pistola entre las dos mujeres éstas, como corresponde a un genial western y a una historia de venganza y de muerte en la que nadie gana, no Ruby, con las mismas, ve su pueblo arder desde lo alto de un barranco y dice «Oh, éste es el mismo barranco por el que se despeñó mi madre, bueno, pues ahora está toda mi familia muerta Oye, ¿y si me tiro por el barranco? Es que ya no tengo nada más por lo que luchar» Y se tira por el barranco.

¿Cómo? ¿De repente? Ruby se había convertido en una de las más grandes luchadoras de Silverville y tenía una razón de ser, aunque fuera ponerse kamikaze con Grace y sacrificar su propia vida por tal de vengar a su familia, que además encajaba perfectamente con la novela y con todo lo que había sido la novela hasta entonces. Y de repente, en el penúltimo y antepenúltimo capítulo, me pones a Ruby rindiéndose, cuando debería estar consumida por la ira ¿Y tirándose por un barranco? En toda la novela no me han dado, no me ha dado la sensación de que Ruby sea una muchacha depresiva o dada a rendirse, o que quiera emular a su madre hasta el punto de querer morir como ella.

Más teniendo en cuenta que la madre de Ruby no se tiró por un barranco: LA TIRARON Y de hecho, ese asesinato es el que ha propiciado toda esta historia de venganzas y feudos familiares.

Y Ruby, el personaje más interesante de todo Silverville, decide tirar todo eso por la borda ¡y tirarse por un barranco! Y ése es el final de Ruby.

No sé A mí se me explicó esto como que Ruby a lo último quería parecerse a su madre, pero es que ésa no es la historia de Ruby Ruby, de hecho, está empezando a descubrir que sí se parecía a su madre, pero también es su propia persona, con sus propias decisiones, sus propias consecuencias, sus propios errores y su propio yo, en definitiva.

O sea, si te tienes que ir, hazlo por la puerta grande, hazlo en una explosión de fuego y gloria No me puedes hacer que un personaje suba al nivel 80 y que sufra la muerte de un NPC de nivel 2.

Como me quedo con el final de Silverville

Yo aviso que podéis estar en desacuerdo conmigo, podéis pensar que soy una maníaca, una flipada o que no he entendido la novela Podéis decirlo, no pasa nada Lo bueno de las reseñas es que cada uno tiene la suya, y cada uno tiene su opinión, y lo mismo yo soy la única rarita de la habitación a la que le desinfló un montón el final de SILVERVILLE.

Pero bueno, si habéis llegado hasta esta parte, es porque de verdad os interesa lo que tenga que decir, así que bueno ésta es mi opinión.

Lo siento mucho, me gustaría poder decir que la novela es perfecta, que es maravillosa y estupenda, que no tiene fallos. Pero es que cuando un libro va encaminado ya sin frenos hacia una resolución que lleva esperándose todo el libro, una resolución además catártica, no voy a decir justa, no voy a decir un final feliz; pero si una novela te está preparando para un final explosivo, digno de una tragedia griega o shakespeariana, a última hora no hagas que ese tren que va ya echando llamaradas se desvíe y acabe en un descampado y se empiece a enfriar.

No me salves, no cuides de mis sensibilidades; soy una lectora que se ha comprado un libro de venganza, muerte y destrucción, a última hora no me quites esa explosión de ira y venganza. Que iba todo súper rápido y a lo último se ha desinflado y ha intentado que Intentaron que el final no fuera tan terrible, que sobreviviera alguna gente. El problema es que sobrevivieron los que no tenían que sobrevivir. En mi opinión, vale. La escritora aquí sabe mucho mejor lo que ella ha tenido que hacer, ella es la escritora, ella conoce a los personajes Esto simplemente es mi humilde opinión Ruby: ya os he explicado el final de Ruby, que es lo que me dejó cuajadísima.

El resto del pueblo me da igual, el final que tuvieron me parece muy bien, me parece estupendo y fue genial ver cómo se desarrollaba.

Pero ahora vamos a hablar de Grace

Grace puede que haya sufrido mucho en su vida, puede que haya tenido que aprender por las malas, puede que haya renacido de las cenizas como un fénix Pero Grace sigue siendo una villana, porque aunque haya sufrido antes, aunque tenga unos motivos muy de peso, Grace no duda en joderle la vida a gente completamente inocente que no le ha hecho nada, cuyo único pecado ha sido estar cerca de la familia que ella odia Va cada vez volviéndose menos antihéroe y mas villana, hasta que llega un momento en que ha llegado a unos niveles ya de Walter White, de Darth Vader.

Es un personaje que ya está más allá de la redención O sea, puede que escape, puede que intente vivir una vida normal, pero todo lo que ha hecho debería pasarle factura, sobre todo si es un personaje al que todo le ha salido tan jodidamente bien a lo largo del libro

En fin, después de eso, en Silverville lo suyo hubiera sido que Grace y Ruby tuvieran un gran enfrentamiento, pero lo que ocurre en esta novela no es eso: lo que ocurre es que pasa el tiempo y Grace y Mustang han huido de Silverville y están viviendo con los indios, y allí viven en paz.

Grace está lidiando con su conciencia «Oy qué mal me siento, todas las vidas que se perdieron por culpa mía, uy qué mal lo paso» Pero nena, que hasta te ha salido novio por el camino, a ver, qué es lo que te ha salido mal Vale, que ahora se la está comiendo la conciencia, pero a toda esa gente que ha muerto por su culpa ¿qué más le da?

Bueno, y el libro Silverville termina con que llega una niña al campamento indio, después de haber estado por ahí sola en manos de bandidos pasándolas canutas, y resulta que la niña es una de las pocas supervivientes del incendio de Silverville, es la hija de Ruby, Verity. Y da a entender de alguna forma en la novela que Verity va a empezar otro ciclo de venganza similar al que Grace empezó cuando era de la misma edad que esa niña, diciendo entonces más o menos la moraleja de que la venganza solo engendra más venganza y el odio solo engendra odio y eso es un ciclo que no va a dejar de suceder Nadie lo ha roto todavía, de modo que sólo va a ir a peor.

No es un mal final Simplemente creo que el otro final Yo lo de Verity a lo último no lo entendí, lo leí y pensé, asumí, que ahora Grace iba a encargarse de ser la madre adoptiva de la hija de Ruby, y me pareció tan injusto y tan happy-flower que dije «No puede ser, esto no puede ser final», entonces fui en busca de Victoria (intentando ser lo más respetuosa que pude, porque joer, no quiero ser la fan ésa rara que se cree que conoce mejor la novela que tú, que la has escrito ¿vale?) Entonces le pregunté «Oye Victoria, ¿este final me lo explicas?» y me dijo «No no, es que el final es ambiguo, y es posible que Verity empiece otro ciclo de venganza» y digo «Bueno vale, ahora lo entiendo mejor es que no me transmitió eso cuando lo leí».

Simplemente tenemos eso: un final malo, para mí un final agridulce; y luego estaba el final malo malo de verdad Personalmente pienso que el otro final hubiera sido mucho mejor, más fiel a Silverville en general

Pero bueno, si la escritora de Silverville, si sus lectoras ceros y su editora pensaron que el otro final era mejor, yo ahí no me meto.

Al resto de la gente parece que le ha encantado la novela y yo lo entiendo perfectamente porque a mí también me ha encantado Es simplemente que este final que nos dieron en este libro me dio flashbacks a lo veterano de guerra del final de Penny Dreadful

Aparte de mis peros, aparte del final que puede que no me haya complacido tanto personalmente como lectora, es una novela muy buena Enhorabuena a Victoria Álvarez, porque manejar toda esa cantidad de personajes y motivaciones, hacer que todo encaje perfectamente como en una red bien tejida hasta el desenlace me parece que conlleva cierto talento, cierta habilidad y mucha práctica Y bueno, aparte de los peros que he mencionado, no tengo nada para Victoria Álvarez salvo que me ha gustado mucho el libro de Silverville, y si os interesa el western y tanto como si no os interesa, yo lo recomiendo.

Te lo lees en un suspiro y lo he pasado genial, me he divertido como si tuviera otra vez 15 años, de modo que, si mis peros no os han echado para atrás, (que dudo que lo hayan hecho, puesto que son una opinión altamente subjetiva) yo os recomiendo SILVERVILLE de Victoria Álvarez.

Resumen
Puntuación del autor
1star1star1star1star1star
Puntuación agregada
5 based on 1 votes
Marca
Victoria Álvarez
Nombre del producto
Victoria Álvarez